Viaja a Miami y visita Key West… sencillamente es un viaje para no olvidar

¿Quieres visitar Miami y hacer algo un tanto diferente? Bueno, nada mejor que visitar Key West.

Hace tiempo volamos en Volaris aprovechando una súper promoción y quisimos hacer algo diferente, por lo que nos topamos con la propuesta de pasar una semana descubriendo los encantos de esta parte de Miami.

Lo mejor una vez estando en la ciudad es conducir por los hermosos Cayos de Florida desde Miami hasta Cayo Hueso, este es un clásico viaje por carretera y desde aquí comienza la emoción.

Key West es la ciudad más austral de los Estados Unidos, a solo 4 horas de Miami en la pintoresca carretera costera de ultramar con un montón de cosas interesantes (y cursis) que hacer durante el viaje de 110 millas, que incluye el cruce de 42 puentes diferentes.

Ninguna visita al sur de la Florida estará completa sin que visites la carretera ¡Especialmente si te gustan los piratas, la tarta de lima, los deportes acuáticos y la música en vivo!

Como te decía, lo mejor es rentar un auto y si te gusta la emoción, entonces renta un Jeep.

Esta será la mejor forma de experimentar los pintorescos Cayos de Florida ante el volante de un descapotable y lo mejor es que puedes rentarlo desde que llegas al aeropuerto.

Una vez en el Jepp, nos dirigimos a Marathon Key bajo la cálida luz del sol para tomar fotos y disfrutar del lugar.

Si bien puedes conducir directamente de Miami a Key West en aproximadamente 4 horas, también hay muchas cosas interesantes para ver en el camino por lo que te recomiendo viajar en el transcurso de 2 días, pasar una noche en Marathon antes de continuar hacia Key West.

Y eso fue exactamente lo que hicimos, reservamos una habitación en el hermoso Faro Blanco Resort.

Mientras estés en Marathon, puedes visitar sus restaurantes para degustar todo tipo de sabrosos pescados frescos capturados localmente.

Después de visitar la localidad puedes continuar tu camino y conducir sobre el vibrante océano azul durante un largo rato en un puente que parece no terminar nunca. De hecho esta fue una de mis partes favoritas de la carretera al llegar a los Cayos de Florida.

El Seven Mile Bridge fue construido originalmente en 1912 para el tráfico ferroviario.

Podrás cruzar el camino hacia Cayo Hueso o te estacionas justo al norte del puente en Mile Marker 47 en Marathon, puedes caminar o montar en bicicleta a Pigeon Key a lo largo del tramo anterior.

Seguimos nuestros camino hasta Key West y entre las cosas que puedes hacer son:

  • Aprende a navegar: Reúne a algunos amigos y alquila un barco para tomar clases de vela y explora las islas.
  • Ir a bucear: Sumérgete en el océano y nada con tortugas marinas, tiburones nodriza, peces loro y langostas en los arrecifes poco profundos de Key West. Únete a una excursión en barco o haz snorkel desde la playa en el Parque Estatal Fort Zachary Taylor.
  • Hemingway House Cats: Si eres amante de los gatos podrás visitar la antigua casa de Ernest Hemingway quien vivió ahí en los años 20’s y hacerte amigo de los aproximadamente 50 gatos de seis dedos que viven allí.
  • Puestas de sol de Key West: Las puestas de sol en Key West son algunas de las mejores que he visto en mi vida. Tomar una cerveza y mirar con asombro desde Mallory Square mientras el sol cae bajo el Golfo de México, pintando el cielo en brillantes tonos de rosa, púrpura, amarillo y naranja, sencillamente es todo un espectáculo.
  • Pastel de lima: esta delicia nació en Cayo Hueso a principios del siglo XX. Está hecho con las limas pequeñas nativas de la zona, más sabrosas que las limas regulares.
  • Bar Hopping Duval Street: A lo largo de toda una milla encontrarás pequeños bares y antiguas mansiones victorianas. Ahí podrás escuchar a una banda en vivo que tocan jazz, música cubana o salsa.

Como todo en Estados Unidos, no tendrás ningún problema en alojarte, así que no te preocupes o puedes hacer tus reservaciones con tiempo. Así de fácil y emocionante resulta un viaje a Key West.

Propuesta marina

Uno de los momentos más románticos que viví durante mi viaje a Cancún es el haber sido testigo del momento en que una mujer le pidió matrimonio a su novio. Supongo que es algo común en otros países, pero en México es algo extraño, pero la forma en que la chica lo hizo fue demasiado romántico e inspiracional, ya que ese acto podría servir para motivar a más mujeres a ser ellas quienes compren un anillo y den el primer paso rumbo al matrimonio, cambiando por completo la idea de que forzosamente tiene que ser el varón el que planee todo.

Nos encontrábamos en una playa donde se permite nadar con delfines y dan un pequeño show con estos animales, los tienen en su hábitat natural, así que no le vi nada de malo. Cuando terminó el espectáculo era momento de que las personas que quisiera y, obviamente, pagaran, nadaran con los delfines. La chica se montó en la nariz o trompa del animal y éste la levantó, de pronto se cayó, lo que provocó la risa de su novio, pero al ver que no salía, se preocupó. Cuando estaba a punto de saltar al mar, el delfín apareció frente a el con un anillo atado a su hocico. Su rostro de sorpresa fue sensacional.

Cuando estaba a punto de tomarlo, su novia apareció desde el fondo del mar junto al delfín e hizo la pregunta mágica: ¿Quieres casarte conmigo? El chico se puso más rojo de lo que ya estaba, volteó a ver a todos y cuando escuchó que un grupo de mujeres hizo el clásico ‘aaawwww’, asintió con la cabeza y se dieron un beso. La ayudó a salir y ella le colocó el anillo, se fundieron en un beso que confirmaba el futuro casamiento. Yo sólo pude aplaudir lo más fuerte que pude ante la valentía de la chica por atreverse a hacer algo diferente y la valentía del joven, que no se intimidó por el momento y aceptó.

Los mejores cenotes cerca de Playa del Carmen

Se sabe que la Península de Yucatán en México tiene la variedad más extensa del mundo de sumideros y cuevas submarinas llamadas cenotes.

Algunos de estos cenotes están abiertos como un lago, otros están completamente cerrados con solo una pequeña abertura.

Hay más de 6000 de ellos en toda la Península, por lo que tienes muchas opciones para elegir. Algunas están abiertas al público mientras que otros se encuentran en propiedades privadas, pero tienes muchos qué visitar y no te darás a basto.

Estas maravillas naturales se encuentran a su vez habitados por peces de colores, algunos tienen acantilados para saltar o incluso puedes encontrar una tirolesa.

La mejor forma de conocerlos es llegar a Yucatán o Cancún si llegas por avión. Las aerolíneas de bajo costo como Interjet, Volaris y Vivaaerobus tienen vuelos todos los días hacia estos destinos.

Una vez en una de estas Ciudades, solo resta saber qué cenote te queda cerca o buscar el que más te llame la atención.

Antes de salir a visitar un cenote, es importante que tengas presente lo siguiente: al ser cuerpos de agua importantes y frágiles a la vez, se te pedirá que nades sin ningún tipo de loción o cremas en la piel, al igual que veneno de peces, plantas marinas y otras formas que puedan atacar la delicada vida marina.

Sin embargo, puedes recurrir a un protector solar biodegradable.

En esta entrada veremos unas propuestas que son los mejores cenotes cerca de Playa del Carmen:

  1. a) Azul

El Cenote Azul es uno de mis cenotes favoritos. Tiene 26 metros de profundidad con agua cristalina perfecta para nadar.

También puedes conocer a algunas iguanas que viven en los arbustos. Aunque el lugar puede estar bastante lleno, todos pueden encontrar un lugar para relajarse o saltar desde un acantilado.

Hay muchos peces que nadarán alrededor de tus piernas, así que prepárate para que te hagan cosquillas.

Si puedes aguantar la respiración por suficiente tiempo, hay un pequeño pasaje submarino que puedes atravesar.

  1. b) Jardín del Edén

Considerado uno de los cenotes más bellos cerca de Playa del Carmen.

Puedes saltar de la escalada o incluso de un árbol y relajarte en una terraza justo encima del cenote.

El agua es clara y puedes encontrar enormes rocas en el centro donde puedes nadar y descansar.

Mientras te sientas allí, los peces pequeños vendrán a ti y se comerán la piel muerta, como en los “spas de peces” de la Quinta Avenida en Playa del Carmen.

  1. c) Cristalino

El Cenote Cristalino es uno de los grupos de tres cenotes uno al lado del otro, junto con Azul y Jardín del Edén.

Este cenote tiene una media cueva donde puedes nadar y ver un contraste entre el agua más clara y la de la cueva.

Los tres cenotes (Azul, Eden y Cristalino) están a solo 20 minutos de Playa en transporte público. Para llegar allí, debes tomar un colectivo y pedirle al conductor que te lleve al cenote que desees ir.

  1. d) La Noria

La Noria es un cenote en el camino de los cenotes cerca de Puerto Morelos. Es un gran cenote para bucear, ya que es muy profundo, pero también puedes columpiarte dentro de una cueva lo que no he visto en ningún otro cenote.

También hay una plataforma flotante en el centro del cenote, por lo que puedes nadar para alcanzarla y flotar.

Este cenote se encuentra en la ruta de los cenotes cerca de Puerto Morelos.

Puede que necesites alquilar un automóvil para llegar allí ya que no hay colectivos, si no, consigue un taxi desde Playa del Carmen.

Escalando las antiguas ruinas mayas de Cobá

Desde lo alto de la antigua pirámide de Coba, la jungla parece una alfombra verde viviente. Las Ruinas Mayas de Cobá son uno de mis sitios arqueológicos favoritos de México, concretamente en Yucatán.

Los arqueólogos creen que las ruinas mayas de Coba fueron una ciudad increíblemente importante para los mayas. Sin embargo, debido a su ubicación remota, el sitio no es tan popular entre los turistas como otras ruinas en México.

Pero hay muchas razones para visitar la ciudad del hermoso “sacbé” (camino blanco en maya) en este impresionante lugar.

Debido a que Cobá no ve tanto turismo como ocurre en Chichén Itzá o Tulum, es posible aún escalar algunas de las estructuras para una perspectiva totalmente diferente y única.

La fama de Cobá es la red más grande de calzadas de piedra en el antiguo mundo maya, llamadas “sacbés”. Más de 50 de estos caminos han sido descubiertos en el sitio, con 16 de ellos abiertos al público.

Las vías de piedra elevada conectan grupos de áreas residenciales con la zona de la pirámide principal de Nohoch Mul y pequeños lagos utilizados como un suministro de agua cercano.

Hay tres maneras de explorar las ruinas a lo largo de estos caminos: Puedes caminar, alquilar un bicitaxi o mi favorito, alquilar una bicicleta.

Una de mis razones favoritas para visitar Cobá es que no está tan excavado como otros sitios, por lo que te sientes como si estuvieras vagando por la selva, con muchas estructuras aún cubiertas por árboles.

La pirámide más grande de Cobá se llama Ixmoja, parte del grupo de edificios Nohoch Mul. La pirámide mide 42 metros de alto y era el corazón de la ciudad. A diferencia de otros sitios mayas, ¡aún puedes escalarla si te atreves…!

Los 120 escalones de piedra son mucho más empinados de lo que parecen …

Es por eso que hay una cuerda gruesa en medio para mayor seguridad. Pero la vista desde la cima merece totalmente la escalada. Una ligera brisa te refresca desde la cima mientras contemplas el exuberante paisaje de la jungla que se extiende en todas las direcciones.

Además, no hay muchos lugares donde puedas escalar una pirámide maya.

A medida que un sitio se vuelve más popular y el turismo aumenta, las autoridades finalmente restringen la escalada para preservar las estructuras y reducir los accidentes.

No solo puedes visitar y escalar las pirámides en Cobá…el lugar tiene un atractivo adicional muy refrescante y extraordinario: nadar en cenotes

Ninguna visita a Cobá estaría completa sin darte un chapuzón en los refrescantes cenotes de piedra caliza cercanos. Los cenotes son sumideros subterráneos llenos de agua dulce, que se encuentran en todo Yucatán.

En este lugar hay 3 cenotes a solo 10 minutos en coche de las ruinas:

  • Cenote Choo-Ha: es un cenote de aguas poco profundas con agua azul cristalina y muchas estalagmitas colgando del techo.
  • Cenote Tamcach-Ha: es una profunda caverna subterránea con dos plataformas de salto a 5 y 10 metros de altura.
  • Cenote Multun-Ha: está un poco más lejos en la jungla y cuenta con una gran terraza de madera.

¡Son una forma maravillosa de refrescarse después de un día caluroso explorando las ruinas mayas de Cobá!

Para llegar a este hermoso lugar, te sugiero buscar vuelos baratos en las aerolíneas de bajo costo, por ejemplo “vivaaerobus vuelos” y llegar a Cancún.

Lo mejor es llegar y rentar un auto para moverte con mayor libertad o si sigues en modo “bajo costo” podrás tomar un autobús ADO desde Cancún, Playa del Carmen o Tulum.

No te olvides de traer bloqueador solar y agua porque es muy caliente. Además de zapatos resistentes si planeas escalar la pirámide principal.