Spread the love

Cuando tienes tantos estilos de desayunos mexicanos para degustar, a veces suele ser complicado elegir, más si vas a un restaurante y te dan la carta… ante tanta explosión de sabores, no sabes qué pedir… en fin.

En casa solemos ser a veces prácticos, especialmente cuando hemos tenido reuniones especiales como el pasado Día de la Independencia o cuando nos reunimos en casa por ser un día feriado como el pasado lunes por aniversario de la Revolución Mexicana.

En ambas fiestas los platillos mexicanos pululan en las mesas y uno de ellos es el pozole y junto con el pozole las tostadas.

Así que al día siguiente, ante el altar de tostadas que llegan a quedar, un desayuno que queda genial son estas tostadas cremosas de frijoles negros

La cremosidad de los sabrosos frijoles se combina muy bien con las crujientes tostadas, las cubres con queso fresco desmenuzado, lechuga y crema. ¡Delicioso!

Me encantan las tostadas con frijoles y más porque en sí es un platillo muy rápido de hacer, rico y llenador.

Así que cuando quiero algo rápido, fácil y realmente delicioso para comer. ¡Las tostadas de frijoles vienen a mi rescate!

Resultado de imagen para desayunos mexicanos

Y sabes, en realidad no es necesario agregar demasiado a una tostada para que sepan bien. En caso de que desees ponerle carne, bien puedes ponerle pollo o cerdo deshebrado.

O puedes preparar tostadas de pollo, tostadas de tinga e incluso las tostadas de atún.

Un consejo de nuestra cocina: si usas frijoles para freírlos que sean frijoles de olla hechos en casa… sencillamente sabrán muy diferente con respecto a los empacados. Pero eso ya será tu elección.

Si ya cuentas con frijoles en casa (o pasas y compra una bolsa ya preparados… la idea es comer rico)  solo resta picar un poco de lechuga, desmenuzar el queso fresco y simplemente se ensamblan para servir hora.

Es innegable que las tostadas son versátiles, y los ingredientes clásicos además de los frijoles son carne picada de res o pollo, además de lechuga o repollo, rodajas de tomate y cebolla, zanahorias en vinagre, queso, crema y aguacate.

Sin la carne, este es un platillo ideal para vegetarianos ¿así o más sencillo y versátil?

Vamos entonces a preparar estas ricas tostadas con frijoles refritos negros (o bayos si son tus preferidos)}

Ingredientes

  • 1 cucharada de aceite vegetal
  • ½ taza de cebolla blanca, cortada en cubitos
  • Frijoles negros
  • 2 hojas de epazote (opcional)
  • Sal para sazonar
  • Tostadas
  • 2 tazas de lechuga rallada
  • 1 taza de queso fresco desmenuzado
  • ½ taza de crema

Nota: Los frijoles negros si los fríes saben deliciosos y si no eres vegetariano, al freírlos con manteca adquieren un sabor muy particular.

Preparación

Esto es tan fácil como preparar tus frijoles para que queden como una pasta (en México les llegamos a decir en algunas zonas frijoles fritos o chinitos o machacados).

En una sartén de tamaño mediano, caliente una cucharada de aceite vegetal, una vez caliente vierta la cebolla y cocina hasta que esté transparente, aproximadamente 2 minutos.

Resultado de imagen para tostadas de frijol negro  y maiz

No dejes que la mezcla de frijoles se seque, si es necesario agrega un poco más de caldo del mismo frijol o agua en todo caso (cuida que no te queden muy aguados porque se ensoparan tus tostadas), una vez que los frijoles estén calientes, retira la sartén del fuego.

Para armar las tostadas, extiende 2 cucharadas de los frijoles negros cremosos sobre cada tostada, cubre uniformemente con la lechuga rallada, espolvorea el queso fresco desmenuzado y rocía con crema.

¡Agrega tu salsa favorita y disfruta de inmediato!